Cinco barcos ecológicos que demuestran que el futuro ya está aquí

La sostenibilidad medioambiental y el consumo ecológico ganan adeptos día a día. El sector marítimo no se queda atrás y, desde hace unos años, los fabricantes destinan cada vez más esfuerzos a la creación de barcos ecológicos.

Desde la creación de un diseño del casco más eficiente que permita una reducción del consumo de la embarcación a la aplicación de tecnología innovadora que permita crear motores eléctricos alimentados por energías renovables, los barcos ecológicos han ido evolucionando de forma imparable hasta convertirse en una realidad.

El concepto híbrido de Greenline Yachts

Esta línea de yates busca ofrecer una experiencia que combine el lujo y confort de los interiores con un consumo responsable.

La clave se encuentra en un equipo de propulsión híbrido, formado por un motor diésel y un motor eléctrico alimentado por baterías de litio. Estas baterías almacenan la energía procedente de las placas solares situadas en el techo de la cubierta del barco y del motor diésel cuando este está en funcionamiento. En aras de la comodidad, el patrón puede elegir qué fuente de energía necesita en cada momento a través de un conmutador manual, sin realizar ninguna otra operación.

Pequeños pasos hacía la energía solar

Green Dream Boats sacó al mercado una pequeña embarcación totalmente ecológica que ya se puede alquilar en distintos países como España, Suecia o Australia.

El solliner es un catamarán que funciona exclusivamente con energía solar. Con una autonomía de navegación de 18 horas sin sol, es apto para viajes nocturnos o países con escasa luz solar como Polonia.

Con capacidad para diez personas y un diseño que recuerda al modelo 356 de Porsche, esta embarcación es perfecta tanto para pasar un día en familia como para reuniones de negocios.

Barcos ecológicos oceánicos

Silent Yachts es el primer productor de barcos oceánicos que se alimentan exclusivamente con energía solar, no solo en lo referente a la navegación sino que también los electrodomésticos y el motor del bote usan esta energía renovable.

Sin renunciar al lujo de las embarcaciones tradicionales, los diseños clásicos y elegantes de Silent Yachts se contraponen éxitosamente  a la innovación técnica, donde la reducción de la huella medioambiental es un pilar básico. Esto le ha valido el Energy Globe Award en 2012 y 2013 y el I-novo Eco Award en 2016 y 2017.

Descubre la experiencia

Innovar a partir del clásico

La energía eólica lleva siglos usándose para la navegación. Ahora, la compañía Skysails quiere ir más allá. Desde hace más de una década, apuestan por un mecanismo completamente automatizado, similar a una cometa de gran tamaño, que les permite aprovechar las corrientes de viento a gran altura.

Las cometas de Skysails vuelan a una altitud de hasta 150 metros lo que les permite obtener energía de vientos mucho más fuertes. Por ello, son capaces de ofrecer esta tecnología a yates, superyates e incluso a buques.

Una apuesta de futuro a gran escala

Tras su lanzamiento el año pasado, el Energy Observer se embarca en una gira mundial que durará 6 años para mejorar su tecnología. Se trata del primer buque de hidrógeno, que marcará un antes y un después en la transición energética hacia las renovables en el sector marítimo.

El hidrógeno, al ser almacenable, proporciona una autonomía que le permite competir con el combustible. El hidrógeno será generado y almacenado en el propio barco a partir de agua del mar y de la combinación de distintas energías renovables. El sistema completo pesa más de 2 toneladas, por lo que ya se ha empezado a trabajar en una batería más ligera cuya puesta en funcionamiento está pensada para el 2019.

A todo esto, se le añade un diseño minimalista de marcado carácter innovador, que casa a la perfección con un barco considerado la línea de futuro.

Descubre la experiencia

 

Deja una Respuesta